El conde de Montecristo

El conde de Montecristo es uno de esos clásicos, imprescindible en cualquier biblioteca, que hay que leer al menos una vez en la vida.

Es un clásico popular, que se empezó a publicar en 1844 en folletines por entregas con gran éxito durante los dos años siguientes y que hoy en día asusta al lector común por sus más de mil páginas, y yo confieso que a mí la primera. Hace mucho tiempo que El conde de Montecristo se encontraba entre mis próximas lecturas y siempre la iba retrasando simplemente por su apabullante dimensión. Hace pocos días que por fin terminé de leerlo y aunque desde luego no va a entrar en mi “top ten” de clásicos, recomiendo su lectura al menos una vez en la vida.

La historia es de sobra conocida por películas y series, pero pocos son ya los que leen esta novela que, junto a Los tres mosqueteros, hizo de Alejandro Dumas un escritor universal y prueba de ello es que en español contamos con muy pocas ediciones de El conde de Montecristo.

978950030644

Edmundo Dantés se ve en la miseria más absoluta, desesperado, sin aparente futuro posible y de repente, tras años de resignación, logra darle la vuelta a la situación y pasar de la miseria a la inmensa riqueza, con la posibilidad de hacer justicia y vengarse de los que lo traicionaron, el ultrajado se ve recompensado.

El tema principal de la novela, sobre el que gira todo el argumento, es la venganza y esto es lo que la hace tan atractiva y con absoluta vigencia, porque el deseo de venganza y de hacer justicia es algo natural al ser humano, sin entrar a valorar si es sano o no.

A mí los clásicos y las novelas en general (otros géneros son cuestión a parte) me apasionan o no en función de su héroe o heroína. Una novela me puede encantar por dos razones, por identificarme (por ejemplo con Madame Bovaryo por querer parecerme o admirar al protagonista (por ejemplo la valentía, la lealtad, el sentido de la amistad y algunos otros valores de Los tres mosqueteros). Además, me puede gustar por la forma en que esté escrito, por el tema que trate…, pero si el héroe o la heroína no me fascina, probablemente no estará entre mis novelas favoritas.

Con Edmundo Dantés no he logrado ni identificarme ni me ha resultado digno de admiración. Aunque comprendo las motivaciones que llevan al deseo de venganza, yo, por suerte,  no tengo en este momento ni nunca he experimentado ese deseo. El conde no me parece en nada admirable y desde luego para mí el final ideal hubiese sido otro. Dicho todo esto, no puedo negar que es una obra maestra de la literatura y que será el clásico de cabecera de todos aquellos que hayan sido victima de injusticias.

Y como todo no es malo, os diré que lo más interesante para mí ha sido la reflexión sobre la lacra de la corrupción y el poder absoluto del dinero y darme cuenta de que casi dos siglos después nada ha cambiado.

A pesar de que estos temas tienen un profundo calado, su trama no es compleja, al contrario, es asequible a cualquier lector, aunque es verdad que debido a su extensión y la cantidad de historias paralelas, que al final resultan tener todas de una manera o de otra conexión con el conde y sus propósitos, en alguna ocasión se puede perder el hilo.

Y sin más os dejo con las últimas palabras del conde y os recomiendo su lectura:

«Solo el que ha experimentado el colmo del infortunio puede sentir la felicidad suprema. Es preciso haber querido morir, amigo mío, para saber cuán buena y hermosa es la vida. Vivid, pues, y sed dichosos, hijos queridos de mi corazón, y no olvidéis nunca hasta el día en que Dios se digne descifrar el porvenir al hombre, toda la sabiduría humana estará resumida en dos palabras: ¡Confiar y esperar!».

Pues eso, a confiar y esperar.

Un comentario sobre “El conde de Montecristo

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: