Cumbres Borrascosas

Este año se celebra el segundo centenario del nacimiento de Emily Brontë (1818-1848), autora de Cumbres Borrascosas. Esta fue la única novela que publicó en su corta vida, pero gracias a ella logró colocarse en la lista de los grandes clásicos.

Las tres hermanas Brontë se refugiaron de su penosa vida en la literatura y cada una escribió una novela, publicadas las tres bajo seudónimos masculinos. Emily escribió Cumbres Borrascosas, Charlotte, Jane Eyre y Anne, Agnes Grey. Con motivo de este aniversario, Alianza  ha publicado unas bonitas y floreadas ediciones de las novelas de las tres hermanas y El sabor de las penas, una novela de Jude Morgan en la que se recrea la vida de las hermanas Brontë.

978849104896 (1).JPG978849104897978849104895978849104898

¿Quién se puede resistir a tener estas preciosas ediciones en su biblioteca?

Cumbres Borrascosas, que es la obra que nos ocupa hoy,  se publicó por primera vez en 1847 bajo el seudónimo de Ellis Bell. Desde el primer momento causó mucho desconcierto y ha tenido sus detractores y sus fervientes admiradores. Virginia Woolf dijo lo siguiente:

«Con un par de pinceladas Emily Brontë podía conseguir retratar el espíritu de una cara de modo que no precisara cuerpo; al hablar del páramo conseguía hacer que el viento soplara y el trueno rugiera».

Desde luego es una novela desconcertante, repulsiva y atrayente al mismo tiempo. Mientras que la leía, me causaba rechazo hacia la mayoría de sus personajes, tan siniestros y malvados, pero al mismo tiempo no podía dejar de leer.

No es una historia de amor convencional que se pudiera esperar que escribiera una mujer de su tiempo, que llevó una vida discreta y sencilla. Es una obra singular y si lo que estás buscando es una bonita historia de amor, mejor descarta Cumbres Borrascosas. Cuenta la historia de una pasión psicótica, dolorosa y destructiva, para los amantes y para todo su entorno.

«¿qué es lo que no me conecta a ella?, ¿qué es lo que no me la recuerda? No puedo mirara al suelo sin que se dibujen sus rasgos en las losas. En cada nube, en cada árbol…llenando el aire de la noche y vislumbrándola en cada objeto por el día… estoy rodeado de su imagen. Los rostros más corrientes de hombres y mujeres… mi propia imagen… se burlan de mí por su parecido. ¡El mundo entero es una espantosa colección de recuerdos de que ella existió y de que la he perdido!»

Los temas principales de esta novela son la venganza y el odio. Me parece muy interesante la idea de que  las personas se vuelven hoscas y hasta malvadas por el trato que reciben de su entorno, pero pueden cambiar totalmente al recibir comprensión y cariño.

Heathcliff, el protagonista, es uno de los personajes más malvados y despreciables con los que me he cruzado en ningún libro. Solo hay dos personajes que a mí me han resultado amables, Nelly Dean, el ama de llaves, y Edgar Linton, el foco de la venganza de Heathcliff. De cualquier modo, no vas a encontrar aquí grandes personajes arquetípicos, dechado de virtudes. Los grandes personajes de esta novela tiene más sombras que luces.

Sin duda, los grandes libros lo son por su capacidad de despertar grandes sentimientos en el lector y a este libro, aunque sean en negativo, no se le puede quitar el mérito de generar emociones. Si aún no lo has hecho, te animo a que leas Cumbres Borrascosas y te aseguro que no te dejará indiferente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: