5 clásicos infantiles y juveniles que tienes que leer aunque hayas pasado los 30

Nunca es tarde para leer o releer alguno de los clásicos tradicionalmente considerados como juveniles. Yo confieso haber leído hace muy poquito por primera vez Peter Pan y lo hice con una sonrisa en los labios de principio a fin. La lectura nos proporciona cultura, nos hace más críticos, pero también más imaginativos y sobre todo más felices. Y estos son cinco de esos libros con los que seremos más felices.

1)El prisionero de Zenda

9788466336567

Si hay un clásico de la literatura juvenil que puede conseguir amantes de la lectura, ese es El prisionero de Zenda (1894). Tiene todos los ingredientes imprescindibles de una novela de aventuras: un rey, una princesa hermosa, un protagonista encantador, villanos, castillos, engaños y espadas. Con apenas 200 páginas desde luego es un buen libro para iniciarse en la lectura de los clásicos.

Está escrita en forma de memorias y cuenta la historia de Rudolf Rassendyll, que por azares del destino se ve obligado a hacerse pasar por el rey de Ruritania, un país imaginario (también un buen ingrediente para una novela de aventuras). No queremos revelar más datos del argumento por si hay quien se decide a viajar a Ruritania con Rudolf Rassendyll. Allí encontrará amores imposibles, traiciones, lealtades, intrigas palaciegas, duelos. Es una historia de espadas y luz de

2)El libro de la selva

978842048822

El planeta tiene serios problemas medioambientales (la contaminación, la desforestación, la sobreexplotación de recursos ambientales, la pérdida de biodiversidad, etc.) y no podemos quedarnos ajenos a esto. Una forma fantástica de sensibilizarnos y acercarnos más a la naturaleza es conocer El libro de la selva, en el que todo gira en torno al respeto de la ley no escrita entre los animales y es fundamentalmente una llamada de atención al hombre para que se comporte igual.

La novela de Kipling es un conjunto de cuentos, publicados originalmente por entregas, entre los que podemos leer además de la conocidísima historia del Mowgli, el niño criado entre lobos, la historia de la foca blanca, la de Rikki-tikki-tavi, la mangosta o la de Toomai, el de los elefantes.

3)Peter Pan

978842048627

Este es un libro ideal para compartir antes de ir a dormir. Lleno de humor y guiños al lector, seguro que lo disfrutarán los mayores casi más que los niños y no podrán leerlo sin una sonrisa en los labios. Y es que probablemente los mayores lo entenderán mucho mejor ya que quedarse en la infancia es un sueño más propio de los adultos que de los niños y precisamente esa angustia compartida por la responsabilidad y la madurez es  lo que hace de Peter Pan un clásico universal. Todos anhelamos esa etapa más inocente y mágica.

Todos los niños deberían reconocer la isla de Nunca Jamás al verla como hicieron Wendy, John y Michael al llegar que «aunque parezca extraño la reconocieron enseguida, y antes de que les entrara el miedo la aclamaron no como algo muy soñado que llega por fin, sino como a un amigo de siempre al que se saluda al volver a casa de vacaciones». Allí encontrarán al Capitán Garfío y sus piratas,  a Campanilla, a los Niños Perdidos, a los indios Pieles Rojas, a las sirenas y al cocodrilo, todos personajes inolvidables.

4)El Mago de Oz

51kwgUqmYAL._SX327_BO1,204,203,200_

El  maravilloso mago de Oz por su parte es sobre todo una fantástica e inspiradora historia sobre la amistad en la adversidad. Los niños necesitan aventuras, historias fantásticas y mundos maravillosos y es nuestra obligación proporcionárselos y acompañarlos.

Dorothy, una pequeña niña que vive en una granja de Kansas, es arrastrada por un tornado y llega al maravilloso mundo de Oz. Su historia trascurre en el intento de volver a casa. En el camino encuentra personajes inolvidables como el Espantapájaros, el Leñador de Hojalata, el León Cobarde o la bruja del Oeste.

5)Alicia en el País de las Maravillas

978841400401

A diferencia de la mayoría de los libros infantiles, este no tiene una moraleja final ni unos mensajes claros para los niños. Su autor odiaba esa clase de libros y lo que pretendía era simplemente divertir, en particular a Alice Lidell, para quien lo escribió originalmente, aunque no deja pasar la oportunidad de hacer una crítica de la sociedad de su época, que para los niños pasará desapercibida, pero que el lector adulto podrá apreciar perfectamente. Y es que este libro tiene muchas lecturas, los niños quedarán fascinados por las aventuras y los adultos en su lectura verán que va mucho más allá.

Quien se decida a viajar al País de las Maravillas podrá conocer a la Libre de Marzo, el Sombrerero Loco, la Reina de Corazones, el gato de Cheshire y muchos divertidos personajes más.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: